Pavimento y Asfalto

Las mezclas asfálticas, como parte integrante de un pavimento, deben presentar ciertas propiedades estructurales y funcionales que aseguren el buen comportamiento en las mismas durante su vida de servicio. Para poder garantizar estas propiedades, durante la ejecución de las obras se realiza un control de calidad de la mezcla que incluye primero la calidad de los materiales pétreos y del asfalto a utilizar. A partir de una muestra de la mezcla fabricada en planta, se determinan su granulometría, contenido de asfalto, propiedades volumétricas y, tradicionalmente, su resistencia y deformación mediante el ensayo Marshall.

Sin embargo, la calidad del producto final, es decir, de la mezcla colocada y compactada, solo se controla a partir de la densidad de testigos extraídos de la capa colocada y compactada para su comparación con la densidad Marshall patrón. Pero durante las etapas de transporte, extendido y compactación, un mal funcionamiento de los equipos, errores de ejecución o simplemente factores ambientales, pueden provocar escurrimiento del ligante, segregación del agregado pétreo grueso, perdida de temperatura, contaminación de la mezcla, arrastres, etc. por lo que es necesario aplicar controles de calidad durante estas fases.

Dependiendo de la importancia y nivel de tráfico de la vialidad, se agregan pruebas de control que involucra su comportamiento mecánico, además de su comportamiento volumétrico.

Teléfonos

(998)132-8830 & (998)132-8970

Correo

jlmendez@inset.com.mx

Dirección

Av. Miguel Hidalgo (Ruta 5) Manzana 48 Lote 30 Núm. 450 Región 91 Cancún, Quintana Roo. CP 77516